El ser humano está totalmente perdido. No hay diferencia entre no saber quiénes somos, y no poder amar la misma ignorancia de los demás
La pretensión de buscar sentido a la vida para alcanzar cierta esperanza, es un juego virtual que tiene los días contados. La Vida no tiene necesidad de encontrar ningún sentido, porque o vale la pena vivirla por sí misma, o no vale la pena en absoluto

Perder la esperanza en un futuro prometedor es recuperar la cordura

Mi sufrimiento puede acabar ahora. El de la humanidad quizá dentro de mucho tiempo. El del universo nunca, porque lo creamos con nuestra propia ignorancia

Doy fe

Jonàs Gnana

Responder

Últimas publicaciones

Contacto

Email: jonas@pedagogiafamiliar.com