Quiero decir que he visto que todos estamos dentro del Cuerpo de una Mujer. Después nos crecerán las extremidades con una piel que se muda cada 7 años, o con los labios a corazón abierto, o con unas glándulas que emanen el dulzor del arrope, o con una mano firme para surcar la tierra; según nuestra preferencia a abrir los caminos, o a iluminarlos

Pero aún es necesario conquistar el poder masculino. Alzarlo sin escudos. Y para descubrir sus cualidades celestes, es indispensable reconocer su incapacidad para abrazar el mundo como una mujer, para dar a luz como una madre

Jonàs Gnana

Responder

Últimas publicaciones

Contacto

Email: jonas@pedagogiafamiliar.com