Como si todo se tuviera que curar. Como si al ponerle un nombre a cada desorden, descubriéramos a la persona que hay detrás de cada desorden. Como si la enfermedad o la dificultad o el dolor nos hicieran menos dignos. Como si biodecodificar cada síntoma nos hiciera más humanos y Constelar cada relación nos hiciera más conscientes. Como si tuviéramos que ser perfectos para poder amarnos.

Experimentamos la salud y la plenitud cuando dejamos de sentirnos avergonzados de la vida, sin arrepentirnos por lo que hemos vivido. Y llegado el momento, podemos enfrentarnos a la muerte sin rencores ni expectativas.

salud

Responder

Últimas publicaciones

  • Saber separarse
    Cerrar una relación bien, es igual de importante que comenzar una relación sin...
  • Feminismo patriarcal
    Comienzo con esta entrada, un diario en mi blog. Hoy escuché en un...
  • Todos los errores
    Todos los caminos errados, las decisiones equivocadas. Cada casa dividida, las parejas en...

Ultimos Tweets

Me he ido a un recital de poesía para poder cambiar el ánimo. Hoy soy nihilista. Y el mundo no tiene ningún sentido. Mañana ya veremos

Hace alrededor de 6 horas del Twitter de Jonàs Gnana vía Facebook

Contacto

Email: jonas@pedagogiafamiliar.com