superman

Mientras busco estoy perdido. Es urgente que lo reconozca con humildad. La pretensión de ser una persona – espiritual es la forma más sofisticada de mi desorientación: allá en lo alto busco lo divino: no lo hallaré hasta reunirme conmigo en el mundo. Hasta reconciliarme con lo humano.

Nada es posible encontrar en el Cielo, pues todo crecimiento se da fuera del paraíso. La felicidad se aleja cada vez más cuando la busco lejos, en prácticas exóticas, en ideas complejas, en forzadas comprensiones. Este anhelo de ser superior, de ser espiritual, sólo esconde mi profunda carencia, que se refuerza en la adquisición de ideas espirituales sobre lo que soy. Ahora soy un hombre. Sólo. ¡Cuánta grandeza encuentro en esta sencillez! Para aceptarme como ser humano necesito toda la fuerza de la Vida en mi corazón. Pero exaltando lo divino tiendo a actuar sin coherencia con lo que siento y aún estoy viviendo.

Para mi es suficiente saber lo que no soy. No necesito saber lo que soy: No soy una imagen, ni una idea, ni ningún conocimiento aprendido. ¿Cómo podría encontrarme con lo que soy? Lo que soy no es el resultado ni el fruto de ningún proceso. No creo que esté al final de ningún camino. Este regreso a mi mismo puedo ir lográndolo gracias a la negación de la ilusión de lo que soy. De modo que cada cosa que conozco no soy yo.  El crecimiento espiritual sólo retira hacia atrás los límites de mi ignorancia.

Después de salir de la casa de mis padres para lograr cierta independencia en el conocimiento, regreso con el reconocimiento que lo que ya era antes de partir, es lo único que necesito para ser. Comprehendo íntimamente que, todos los cambios que he experimentado en mi mente, demuestran la inmutabilidad de mi Conciencia.

Todos los caminos retrasan. Pero sólo los que han llegado no siguen ninguno.

3 comentarios
  1. Mientras buscamos estamos perdidos, es verdad, pero, ¿hay alguna otra forma de encontrar? El que busca esta perdido, pero el que no busca, también lo esta. La espiritualidad, como yo la entiendo, es el camino hacia uno mismo, la forma de orientarse a eso que somos. Solo a través de buscar, orientarse, podemos llegar a percibir y realizar lo que somos. No es suficiente saber, ni lo que eres, ni lo que no eres. El acercamiento intelectual, aunque importante, no es suficiente. Lo que eres no es fruto de ningún proceso, pero si lo es su realización.

    Todos los caminos retrasan, menos uno, el que te lleva a encontrarte, en la paradoja de observarte a ti mismo, y a realizar eso que observa, hasta la unidad, en un largo proceso. Los que han llegado, saben que no es el final del camino…

  2. No hay anhelo más profundo en el ser humano que el de encontarse consigo mismo.
    Sólo que muchos, por haberse perdido en el camino, lo descubren momentos antes de llegar al final.

  3. “La vida es sólo un vistazo momentáneo de las maravillas de este asombroso universo, y es triste que tantos la estén malgastando soñando con fantasías espirituales.”

Responder

Últimas publicaciones

  • ¿Monogamia o poligamia?
    ¿Que yo me contradigo? Pues sí, me contradigo. Y, ¿qué? Yo soy inmenso,...
  • Test de amor
    Qué es el amor verdadero? El que no sale de la ropa ni...
  • Identidades
    Identidad: Miro la belleza de lo roto. Rut La belleza de un corazón...

Ultimos Tweets

Estamos programados para no pensar en el tiempo que nos queda youtube.com/attribution_li…

Hace alrededor de 2 horas del Twitter de Jonàs Gnana vía Facebook

Contacto

Email: jonas@pedagogiafamiliar.com