¿Es cierto que siento el desamor como si me despedazara, porque ha dejado de quererme quien creía que me amaba?

¿No será que pretendo seguir en esta relación, creyendo que es para eliminar los obstáculos al amor, mientras justifico mis mecanismos de autodestrucción?

¿Se acabó el amor al descubrir que ella no quería recorrer conmigo el camino conjunto de la pareja? ¿Sostengo esta relación en la que no podemos encontrarnos, por miedo a la pérdida, o por la esperanza del amor?

¿Es mejor que deje de abrirme al amor, hasta que el amor llegue?

A veces para apagar el fuego, hay que añadir leña. De otro modo, la implicación perjudicial de una relación nunca se agota. Enamorémonos hasta el final: es la forma más clara de ver los asuntos que aún no tenemos resueltos.

Y así, encontraremos a alguien, sin saberlo, que no sepa querernos como necesitamos. Y confirmaremos nuestra carencia, y nuestro desamparo, y la falta de amor por nosotros mismos.
Y con algún tiempo llegaremos a reconocer que esa relación fue exactamente la que necesitábamos, para poder mirar nuestras heridas con cuidado y respeto. Para abrirnos a un amor real. Mutuo: A mi en el otro, y al otro en mi.

photo © Leszek Paradowski

photo © Leszek Paradowski

(…)

Muero porque me arrojo, porque quiero morir,
porque quiero vivir en el fuego, porque este aire de fuera
no es mío, sino el caliente aliento
que si me acerco quema y dora mis labios desde un fondo.

Deja, deja que mire, teñido del amor,
enrojecido el rostro por tu purpúrea vida,
deja que mire el hondo clamor de tus entrañas
donde muero y renuncio a vivir para siempre.

Quiero amor o la muerte, quiero morir del todo,
quiero ser tú, tu sangre, esa lava rugiente
que regando encerrada bellos miembros extremos
siente así los hermosos límites de la vida.

(…)

Del poema, Unidad en ella.

(La destrucción o el amor).

Vicente Aleixandre

3 comentarios
  1. Sólo… gracias.

  2. Este poema lo leíamos y releíamos Raquel y yo hace unos años… a veces se me antoja que el tiempo no se mide lineal mente… parece como si saltaramos de un lugar a otro y en este instante, he regresado a la casa del corazón donde solíamos soñar. Se está bien aquí, un espacio cálido y sincero. Gracias Jonás, un abrazo.

Responder

Últimas publicaciones

  • Saber separarse
    Cerrar una relación bien, es igual de importante que comenzar una relación sin...
  • Feminismo patriarcal
    Comienzo con esta entrada, un diario en mi blog. Hoy escuché en un...
  • Todos los errores
    Todos los caminos errados, las decisiones equivocadas. Cada casa dividida, las parejas en...

Ultimos Tweets

Me he ido a un recital de poesía para poder cambiar el ánimo. Hoy soy nihilista. Y el mundo no tiene ningún sentido. Mañana ya veremos

Hace alrededor de 6 horas del Twitter de Jonàs Gnana vía Facebook

Contacto

Email: jonas@pedagogiafamiliar.com